Guardia Nacional ataca a balazos a camioneros al confundirlos por asaltantes.

TLAXCALA, Tlax., Este miércoles 13 de enero del 2021.- Elementos de la Guardia Nacional división Carreteras, asignados al destacamento de Zacatepec, Puebla, agredieron y lesionaron por disparos de arma de fuego al copiloto de un tráiler, ya que supuestamente, los confundieron con delincuentes dedicados al robo al transporte de carga, hechos ocurridos en El Carmen Tequexquitla, Tlaxcala. De acuerdo al reporte interno de las corporaciones, los hechos ocurrieron a las cero horas de este miércoles, en la carretera México – Zacatepec, a la altura del municipio en mención, cuando los oficiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), escucharon disparos en ese tramo carretero. Simultáneamente se percataron que efectivos de la Guardia Nacional, que circulaban en la unidad número 111-617, iban en persecución de un tracto camión color rojo, sin caja, y eran ellos, quienes accionaban sus armas de fuego en contra de la pesada unidad. En ese momento, los estatales se sumaron a la persecución que duró varios minutos, y al llegar kilómetro 174, como referencia con dirección al panteón municipal, se percataron que los asignados a la Guardia Nacional tenían sometidos a los ocupantes del camión.

De los sujetos, el copiloto presentó lesiones por disparos de arma de fuego: uno a la altura del brazo y otro en el abdomen. Por ello, quien fue identificado como Francisco E., fue atendido por Técnicos en Atención Médica Prehospitalaria de Briassa Huamantla, y trasladado al Hospital Regional de Tzompantepec. En tanto, el conductor del tracto camión, Antonio Z., de 21 años de edad, explicó a los elementos de la SSC, que no se detuvo a la indicación de los oficiales de la Guardia Nacional, pues creyó que lo iban asaltar, ya que, en días pasados, fue víctima de un atraco violento, con el mismo modo de operar. Además, las víctimas no portaban armas de fuego y en consecuencia no dispararon, por lo que la medida empleada por los efectivos ‘federales’, se considera como uso excesivo de la fuerza, ya que, en ningún momento, estuvo en peligro su vida.

Fuente: A. Quadrantin.

Abrir chat