Falsos retenes sanitarios, la nueva forma de robar al autotransporte

 “Unos hombres con bata blanca me pidieron que bajara la velocidad, no se veían de fiar y decidí mejor seguirme, uno ya no puede confiar en nadie”, nos indica Armando, operador que labora en los límites de Puebla y Veracruz.

Desde hace unos días, diversos estados han implementado filtros sanitarios en sus accesos carreteros para identificar posibles casos de coronavirus.

A través del operativo ‘Cuidamos tu salud’, el gobierno de Michoacán estableció filtros sanitarios en 12 puntos del estado (como La Piedad-Pénjamo y Lázaro Cárdenas), con el objetivo de mitigar el contagio por el Covid-19.

La Secretaría de Salud en Zacatecas confirmó puntos de revisión sanitaria con personal médico en los límites que posee con Coahuila, Aguascalientes y Guanajuato, entre otras entidades. En Ixhuatlán, en Veracruz, más de mil personas son atendidas diariamente en tres entradas al municipio.

Chiapas, Yucatán, Baja California Sur, Durango, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco y Colima también han instalado retenes sanitarios en los puntos limítrofe.

En la mayoría de los casos, se emplea un cuestionario de detección de signos y síntomas a los pasajeros, además de pláticas de concientización y entrega de material informativo.

No obstante, especialistas en seguridad advierten que la delincuencia está creando retenes falsos en nuestro país con el pretexto de poder ‘sanear’ o limpiar la unidad.

“La necesidad de productos de consumo básico provoca que la demanda crezca y los transportes de carga se vuelven el foco principal para el robo de suministros”, asegura el Centro de Soluciones Inalámbricas.

El miedo y la incertidumbre de los choferes ante el brote del Covid-19, es aprovechado por los delincuentes para efectuar los asaltos y, de esta manera, despojarles de sus pertenencias.

Ante la pandemia, surgen nuevos mecanismos para robar

Debido a la contingencia, el flujo de vehículos particulares en la red de caminos federales y autopistas del país ha disminuido entre 60 y 70%, según cifras de la Dirección General de Seguridad en Carreteras.

Por el contrario, el sector autotransporte no ha detenido sus servicios de carga y pasaje, al ser consideradas actividades económicas esenciales. Gracias a ello, los transportistas son la población más proclive en caer en estos falsos retenes.

Según especialistas, los delincuentes se han reinventado y están buscando nuevas formas de robar, ya que la mayoría de la gente se encuentra en sus casas.

Una de ellas consiste en drogar al conductor de la unidad con alguna bebida ofrecida para poder incapacitarlo sin emplear la fuerza. Otra es robar la unidad y crear perfiles en Facebook para despistar a la policía con información falsa.

Estos ‘modus operandi’ se incrementarán con el paso de los días mientras la emergencia sanitaria del COVID-19 continúe. De acuerdo con la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular, el robo al sector transportista se duplicará durante esta contingencia.

Datos de empresas de rastreo satelital, indican que las zonas con mayor riesgo para efectuar estas nuevas prácticas son Veracruz, Estado de México, Celaya-Guanajuato, San Luis Potosí-Matehuala y Guadalajara.

Abrir chat